Detiene México reducción de línea de crédito del FMI

México obtuvo la aprobación del Fondo Monetario Internacional para mantener su línea de crédito flexible en 63 mil 400 millones de dólares en medio de la pandemia global, suspendiendo las reducciones adoptadas en los últimos años, según tres personas familiarizadas con las conversaciones.

La aprobación del FMI se produjo el miércoles en la revisión de mitad de periodo de la línea de crédito, según las personas que pidieron no ser identificadas porque las discusiones son privadas.

En la última renovación de la línea hace un año, el FMI dijo que el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador tenía la intención de utilizar la revisión para recortar la línea en un 20 por ciento, a 50 mil 700 millones de dólares, condicionado a una reducción de los riesgos externos.

Se espera que las líneas de crédito se eliminen gradualmente con el tiempo, y México aún planea hacerlo cuando los riesgos disminuyan, según una de las personas.

La decisión de mantener el acceso actual se produce a pesar de que López Obrador dijo en abril que no planea recurrir a la línea porque implicaría contraer más deuda. El Presidente ha recortado el gasto y la línea, que se extiende hasta el noviembre del próximo año, y le cuesta a México 168 millones de dólares al año en mantención, más intereses si se utiliza.

La oficina de prensa del FMI y la oficina de prensa de la Secretaría de Hacienda de México declinaron hacer comentarios de inmediato.
Red de seguridad
La línea de crédito flexible, conocida como FCL, es una forma de préstamo preaprobado y viene sin condiciones sobre cómo se gasta el dinero. El FMI ha utilizado las FCL durante la última década para construir una red de seguridad en algunas de las economías más grandes de América Latina, la región más afectada por la pandemia este año.

El FMI pone las FCL a disposición de las naciones con un historial de política económica prudente, pero que también son vulnerables a los choques externos. Este año, Chile y Perú se unieron a México y Colombia para tener acceso a una FCL.

México fue el primer país del mundo en obtener la línea de crédito cuando se creó en 2009 durante la crisis financiera mundial y ha estado reduciendo voluntariamente su acceso en los últimos años.

La línea se redujo de 88 mil millones de dólares en 2016 a 74 mil millones en 2018 después de que la negociación de un acuerdo de libre comercio actualizado alivió la preocupación por la relación con Estados Unidos. El año pasado, se redujo de nuevo a 61 mil millones.

Una vez aprobada, el valor de la línea fluctúa ligeramente en términos de dólares porque se establece en derechos especiales de giro, la unidad contable del fondo.

Durante años, los destinatarios no recurrieron a las FCL y las usaron como financiación de respaldo por temor a que el uso de los fondos asustaría a los inversionistas.

Pero en los últimos dos meses, Colombia anunció planes para comenzar a retirar 5 mil 300 millones de dólares de su línea para combatir la pandemia, al tiempo que la nación sufre la depresión más profunda de su historia.

López Obrador ha renunciado a un gasto de estímulo significativo en México, y el FMI sugirió el mes pasado que impulsara el apoyo fiscal a través del gasto en salud y la ayuda presupuestaria directa a hogares y empresas, que se ha incrementado en solo una cuarta parte del promedio de los mercados emergentes en el Grupo de los 20.

Las revisiones de mitad de periodo de las FCL, como la que hizo México esta semana, ocurren justo antes del primer aniversario de la aprobación de las líneas de crédito de dos años.

El personal técnico del FMI prepara un informe sobre las políticas de un país y la junta ejecutiva del fondo se reúne para asegurarse de que la nación continúe calificando para la línea. Como en el caso de México, las FCL a menudo incluyen una hoja de ruta para posibles cambios en el financiamiento en el momento de la revisión de mitad de periodo.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Implementan hoy Ley Seca en 8 alcaldías de CDMX

Leer Siguiente

Tic-tac, tic-tac: Pinta Colosio su raya naranja