Enfrentan en Las Moritas pandemia y suma pobreza

Rosa Ramos Martínez, lleva más de 20 años viviendo en Las Moritas.

Por Luis Ángel Estrada

Ha sido una experiencia difícil para los habitantes de la colonia Las Moritas ubicada al norte de la ciudad el tener que lidiar con la situación de la pandemia y es que el vivir en precarias condiciones como el estar alejados de la mancha urbana, no contar con energía eléctrica, el agua potable que solamente llega de noche por lo que tienen  que desvelarse para poder llenar los recipientes que tienen acondicionados para el vital líquido, inseguridad y el desempleo que impera en todo el país.

“Es bastante difícil lo que estamos viviendo, los hombres de la colonia en lo que va de la pandemia han perdido su empleo y no tenemos la ayuda de nadie, nada más dicen que nos van a ayudar con la despensa pero no es cierto, no han venido”, comentó la señora Rosa Irene Ramos Martínez que tiene más de 20 años viviendo en mencionado sector en el que lo habitan alrededor de 55 familias.

Aunado a ello, Ramos Martínez comentó que la pensión que recibe su esposo es muy poca y si antes solamente había que comprar lo indispensable para poder vivir, ahora tiene que agregarle el gel antibacterial, sanitizante y cubrebocas para prevenir la enfermedad del coronavirus, “mi esposo es pensionado y aparte tengo a mi mamá de 90 años y ando buscando ayuda para los pañales, además de que ya no mira, tengo planeado ir al DIF para ver si me pueden ayudar”.

Dijo que actualmente en su hogar viven cinco personas y tiene que buscar el cómo poder vivir, asegurando que sí están tomando las medidas de prevención necesarias, más que nada por su mamá que es un adulto mayor.

En cuestión del agua, la entrevistada comentó que solamente llega en las noches a partir de las 19:00 horas hasta las 12:00 a.m. por lo que tienen que desvelarse para poder contar con el vital líquido, “sabemos de lo necesario que es el agua y más en estos tiempos en el cual nos piden que nos lavemos muy seguido las manos, y también la necesitamos para otras cosas”.

No solamente lidian con las carencias básicas en estos tiempos complicados, entendiendo que no cuentan con los servicios indispensables, mucho menos con el internet y hoy en día es de suma importancia para llevar a cabo la educación en línea, por lo que es constante el tener que ir a recargar, así lo manifestó la madre de familia Vanessa Robledo Molina, quien tiene a su hija en preescolar y batalla en ocasiones para acudir a la tienda de conveniencia más cercana debido a que no cuenta con automóvil.

“Tenemos que estar al pendiente de los cuidados de la familia con esto de la pandemia, también debemos de estar checando a nuestros hijos, en este caso a mi hija que está en preescolar y la verdad para mí sí es difícil, una por la economía, porque a veces sí hay para el saldo y otras veces no, además yo solo estudie hasta primaria y no sé mucho”.

DIFICIL SEGUIR MEDIDAS SANITARIAS

Agregó que ha sido difícil desde que inició la pandemia a mediados de marzo, tratan de adaptarse a esta nueva normalidad, siguiendo las medidas sanitarias, esperando muy pronto poder salir de esta situación.

Por su parte María Guadalupe Martínez Castro, reconoció que ha sido duro el tener que vivir con la pandemia por la situación actual de la economía, al no haber gente con trabajo, algo característico en Las Moritas donde lamentablemente muchos han perdido su empleo; además se han presentado otras enfermedades como el dengue, lamentando que no hayan acudido hasta el momento ir a fumigar.

“Necesitamos mucha ayuda porque hay muchos niños y personas adultas, no contamos con luz y en ocasiones batallamos mucho para el agua y hoy en día que nos piden que nos lavemos las manos por la enfermedad nueva que apareció”.

Señaló que lamentablemente se debe mucho del agua por existir vecinos que no tienen esa costumbre de estar al corriente con los pagos, además de que andan arreglando las imperfecciones de sus casas.

“Sí ha sido complicado el vivir con la situación de la pandemia, estamos cumpliendo con lo de las medidas, pero si le agregan lo que nos falta, así como la inseguridad que hay, es triste todo esto”.

Es la situación actual de los habitantes de la colonia Las Moritas, con lo que tienen que vivir en momentos de salud tan críticos como lo es la pandemia derivada por el Covid-19; por fortuna, han seguido las medidas sanitarias, teniendo como todo el mundo la esperanza de algún día termine esta pesadilla.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Le mutilan mano por reacción de medicina

Leer Siguiente

En pausa reactivación económica de la Región