Avalan que empleados accedan a créditos directos

La Cámara de Diputados aprobó reformas que permiten a los trabajadores acceder a créditos de vivienda de manera directa y que abren la posibilidad para que aquellas personas que se encuentran desempleadas pero que en algún momento estuvieron inscritas al Infonavit o al Fovissste puedan hacer uso de sus ahorros.

Con 463 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, el pleno avaló la propuesta enviada el 7 de octubre pasado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador que modifica las leyes de los Institutos del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

La reforma establece que los trabajadores podrán disponer de los créditos del Infonavit y del FOVISSSTE sin intermediarios. Además, plantea que el dinero podrá ser utilizado para la adquisición de suelo para la construcción de vivienda, su autoproducción y para la reparación de las viviendas ya existentes.

El proyecto abre la posibilidad de que puedan solicitar créditos quienes en algún momento estuvieron inscritos en alguno de los dos organismos, aun cuando por el momento no sean trabajadores, sean independientes o no tengan un patrón.

También prevé que los trabajadores puedan acceder a un esquema de refinanciamiento de créditos a la vivienda con alguna otra institución financiera, con la finalidad de otorgarle la posibilidad de tener mejores condiciones, y plantea que los trabajadores puedan solicitar todos los créditos que puedan cubrir y sin necesidad de estar en coparticipación.

La perredista Mónica Almeida consideró que la reforma es un paliativo para las personas que alguna vez fueron derechohabientes y que hoy están impedidos para solicitar un crédito si no están laborando en el mercado formal.

Almeida calificó como positivo que se incluya en la ley la posibilidad de utilizar los créditos para la adquisición de suelo, que éstos sean directos y que los trabajadores puedan refinanciar sus préstamos con alguna otra institución financiera

No obstante, advirtió que no es suficiente, ya que actualmente seis de cada 10 trabajadores no pueden acceder a un crédito de vivienda, entre otras cosas, porque el mercado laboral informal es superior al formal.

“Vivimos una situación nacional atípica y complicada, donde la informalidad laboral supera a la formalidad laboral, por lo que el Infonavit sólo puede otorgar su función a un muy reducido número de mexicanos, lo cual nos indica que estamos ante una crisis laboral profunda”, señaló.

Jorge Alcibiades García de Movimiento Ciudadano aseveró que las modificaciones tienen plena pertinencia jurídica, política y social, porque a partir de ellas se puede garantizar la libertad de elección de los trabajadores para utilizar su dinero de acuerdo con sus necesidades.

La panista Jacqueline Martínez aseguró que la reforma da certidumbre jurídica al derecho de los trabajadores, lo que representa un avance en uno de los derechos humanos más relevantes: el del acceso a la vivienda.

La legisladora coincidió que aún faltan temas pendientes de atender, como el hecho de que trabajadores que reciben menos de cuatro salarios mínimos no son sujetos de crédito por la banca comercial y que la tasa de interés del Infonavit es superior a la de la banca comercial.

La priista Norma Guel Saldívar afirmó que las modificaciones generarán beneficios tangibles para millones de trabajadores y sus familias en un contexto en el que la pandemia puede revertir los avances en materia de desarrollo social y comprometer la capacidad de recuperación económica de los hogares.

La legisladora dijo que no obstante las bondades de la reforma, aún falta garantizar el presupuesto que la haga realidad en la práctica.

“Toda gran reforma debe tener una contraparte presupuestal que permita garantizar su realización, de otro modo, será una reforma bien intencionada, pero inoperante en la realidad”, advirtió.

El presidente de la Comisión de Vivienda, el morenista Carlos Torres Piña, señaló que las modificaciones tienes un alto contenido social, porque con el acceso a la vivienda se combate la pobreza y se moderan las desigualdades, además de que les permitirán acceder a mejores espacios.

El morenista subrayó que la reforma acaba con intermediarios de bienes raíces que orillaban a la adquisición de viviendas en zonas alejadas de los centros urbanos.

En este sentido, se pronunció a favor de revisar a este sector, para acabar con la corrupción y eliminar prácticas que en nada ayudan a los trabajadores.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Trump envía horrible mensaje sobre EU.- Biden

Leer Siguiente

Quitan prescripción en subcuenta de vivienda