Cuando el Ixtlero habla

Triste inicio de EL BUEN FIN, aun y cuando los negocios intentaron hacer su mejor esfuerzo ampliando la promoción de sus precios una semana completa, tal parece que la estrategia no funcionó mucho, pues los negocios se ven igual que en un día regular de pandemia, medio vacíos, tal es el caso de las plazas comerciales grandes de la región sureste, Galerías y Plaza Patio.

Claro que se ve gente circular en sus pasillos, pero no se nota una euforia por entrar a las tiendas para conocer las promociones, como en otros años, aquí hay de dos opciones, o la gente aún no trae dinero (faltan 2 días para la quincena) o la gente está tomando conciencia sobre la pandemia y se está empezando a cuidar, esperemos que la respuesta correcta sea la segunda.

El que paso BUEN DÍA, fue el alcalde José María Morales, quien literalmente “sufre” cada que va a los ejidos de Ramos Arizpe, ahora le tocó visitar Fraustro a echarse unos ricos guisos en compañía de los habitantes de la zona, quienes demostraron su agradecimiento al edil por llevar agua a este lugar, con un rico almuerzo, con la sazón de la gente y el ingrediente principal, el amor que le tienen a Chema, a quien apapachan cada que los visita.

Últimamente se han visto buenas obras, la gente del gobierno se preocupa por que los ciudadanos tengan buenas noticias, ya las personas comienzan a hartarse de las muertes y enfermedades que deja la pandemia a su paso. Pero esto no quiere decir que se sigan incrementando las medidas de prevención y solidaridad para con los enfermos.

Los contagios siguen, negocios se están viendo afectados y obligados a cerrar, no porque las autoridades lo soliciten, sino por los brotes que están surgiendo dentro de las oficinas y otros centros de trabajo como gimnasios; la realidad es que cada vez un contagio está más cerca de las personas, es casi obligado que actualmente conoces a alguien que se contagió o que falleció.

No hay que dejar todo en manos de las autoridades, que sí están haciendo todo lo posible por evitar una propagación mayor, ya lo dijo el Secretario del Ayuntamiento en Arteaga, Filiberto Urbina, la ayuda está llegando, están conscientes de lo que sucede en cuestión de salud, por ello se está apoyando a las familias que lo necesitan, que no es por nada, pero se están gastando una buena suma de dinero rellenando tanques de oxígeno para los pacientes de este municipio, son de esas cosas que no se publican (pero uno se entera y tiene que contar).

Quien sigue al pie del cañón con la ayuda es el departamento de Protección Civil en Ramos Arizpe, aquí igualmente publicamos un diez por ciento de lo que en verdad atienden los elementos de esta corporación, cosas que no se agradecen, pues la gente está impuesta a que es el deber de los paramédicos o bomberos, atender cualquier detalle que se ofrezca en el municipio, pero la gasolina cuesta señores y cada viaje en ambulancia lo absorbe el Ayuntamiento.

La gente es solidaria, solo necesitamos una meta, si no, miren las urnas en forma de corazón o manzana que se instalaron en los municipios de la región sureste, para la colecta de taparroscas en beneficio de pacientes con cáncer, están llenas siempre, hasta en san Antonio de las Alazanas está a reventar.

Hablando de solidaridad, el Gobernador Miguel Riquelme entregó más patrullas para Saltillo, esto no creo que sea muy bien visto por los “traviesos” que intentan escapar de las autoridades, como pasó ayer en la madrugada, que interceptaron rápidamente a la Hummer que buscaba no acatar las indicaciones de la ley, esto antes de que circularan las nuevas patrullas, se imaginan con más equipo lo que se puede lograr.

Pero en fin, nos leemos mañana con más de lo que nos enteremos desde esta esquina del Ixtlero.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Fanáticos del deporte

Read Next

Algo más que un comentario