Cumplen 32 años de honrar a sus muertos

Sabinas, Coah.- Desde hace 32 años la familia Palmares Moreno, quien vive en la calle Juan Aguirre 315 de la colonia Guadalupe de Sabinas, coloca su tradicional altar de muertos, en memoria de todos sus seres queridos que han pasado a mejor vida; en este 2020 la tradición será diferente debido a la pandemia del Covid-19, pero no lo suficiente como para no colocar dicho altar.

Magda Palmares y Olga Moreno, son quienes año tras año con el apoyo de sus familiares, hijos, nietos, nueras y demás integrantes de la familia, han trabajado para que este altar, sea cada vez sea más grande y es durante el año en el que reúnen figuras y objetos que pueden utilizar.

Magda Palmares, dio a conocer que a raíz de que falleció su cuñado, quien era el que cada noche de brujas se encargaba de repartir dulces para que los niños no salieran y cuando el fallece, ya hace 32 años, decidieron colocarle cada año un altar en su memoria y a lo largo del tiempo se han sumado más personas.

En este 2020 se lo ofrecieron principalmente a Juan José Rodríguez Moreno quien falleció hace tres meses, pero además esta puesto en memoria de Zaragoza Flores, MarÍa Elena Calvillo, Santa Álvarez, Elena Morín, Justo Moreno, Antonia Cadena, Juanita Álvarez y una larga la lista de seres queridos de la familia, que han fallecido.

La colocación de este altar se empieza desde una semana antes de que llegue el día de finados, tratando de cumplir con la simbología que dicta la tradición.

Mencionó que es el día 31 de octubre, en la noche cuando acostumbraban realizar una cena a la que asistían familiares y amigos, sin embargo, este año no será posible, solamente se reunirá la pura familia y bajo un estricto protocolo de salud convivirán para evitar lo del tema del Covid-19.

El altar de muertos es toda una tradición mexicana, en la que la familia Palmares Moreno, tiene la esperanza de que sus fieles difuntos vengan a convivir con ellos ese día de muertos.

“Nosotros decimos que, si vienen porque los hemos sentido, hemos visto algunas cosas, pero esto es muy bonito” dijo doña Magda Palmares.

Desde hace dos años empezaron a colocar el altar dedicado a su mascota, un perro que era muy querido por la familia llamado “Nico”.

Por último la familia Palmares tiene el objetivo de fomentar esta cultura entre las nuevas generaciones.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

No espantó Covid-19 fiestas de Halloween

Leer Siguiente

Aconsejan sumarse a lucha contra el dengue