Pega el Barsa a la Juventus sin CR7

El Barcelona no quiso más tensión en el club tras sacar la victoria 2-0 de visita sobre la Juventus, que no pudo con los culés pero tampoco con el fuera de lugar.

La Vecchia Signora, en los pies de Álvaro Morata, tuvo 3 goles que no subieron en el marcador debido a que el español remató en posición adelantada.

El Barsa, que venía de caer en el Clásico español se adelantó con una anotación de Ousmane Dembélé, al 14′.

El francés metió un remate que fue ligeramente desviado por la pierna de Federico Chiesa, lo suficiente para que el balón techara al portero Wojciech Szczesny.

El club blaugrana había arrancado a toda máquina porque apenas al 3′, Antoine Griezmann sacó remate al poste.

Pero un minuto después de la anotación de Dembélé, comenzó el concierto de fueras de lugar de Morata.

El atacante llegó sin marca pero su remate lo tapó bien Neto, quedándole el balón a Morata para empujarlo.

Los culés reclamaron una mano y el silbante Danny Makkelie revisó la jugada con el VAR pero señaló fuera de lugar.

Para el 29′, Morata empujó un centro de Juan Guillermo Cuadrado a primer poste pero lo hizo en posición adelantada.

Y el último fue al 55′, cuando parecía que el tanto ahora sí subía al marcador, luego que el español empujó un intento de tijera de Cuadrado, pero estuvo ligeramente adelantado, luego que el árbitro se apoyó con el VAR.

Mientras la Juventus se frustraba por ver el balón en las redes sin poder cantar un gol, el Barsa tuvo algunas oportunidades para ampliar ventaja, como al 22′ que Lionel Messi remató muy cruzado solo frente al arco; y 10 minutos más tarde, Jordi Alba voló su remate pese a llegar solo.

También Szczesny tapó bien un remate de Griezmman al 35′, cuando Dembélé sacó al arquero de su zona pero no pudo rematar para ceder a su paisano.

Y Griezmann también desechó la más clara en el complemento para el conjunto blaugrana, al 74′, cuando llegó solo en un contragolpe, pero su remate pasó apenas a un lado del poste.

Hasta que la Vecchia Signora perdió llegada y desde el 84′ tuvo uno menos, luego que Merih Demiral vio la segunda amarilla, por una innecesaria y dura falta sobre Miralem Pjanic, al 84′.

Cinco minutos después, Ansu Fati fue derribado por Federico Bernardeshi en el área y al 90′, Messi selló la victoria blaugrana en el Estadio Allianz.

El Barcelona de Ronald Koeman sacó la cabeza del ambiente tenso en el club para ponerse líder del Grupo G, con 6 unidades, dejando a la Juventus segunda con 3 puntos.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Golea el Chelsea en su visita al Krasnodar

Leer Siguiente

Vuelve Baca a contagiarse de Covid-19