Impacta de nuevo Covid a hoteleros

Saltillo, Coahuila. – Seis hoteles en Coahuila suspendieron ante la pandemia remodelaciones y ampliaciones que se iban a realizar este año, con un total de 120 habitaciones que dejaron de abrirse, informó la Asociación de Hoteles y Moteles del estado, que adelantó, de seguir esta situación, se incrementarán los despidos de 8 mil actuales, a más de 12 mil.

A la crisis económica se suma la de Salud, pues al menos en cuatro municipios un total de 22 hoteleros se han visto contagiados; en Acuña, Piedras Negras, Sabinas, Cuatro Ciénegas y Saltillo, aunque hasta ahora no se ha registrado ningún fallecimiento; no obstante, se registraron más de 58 trabajadores contagiados, y de ellos 10 sí perdieron la vida.

Entre los hoteles que decidieron suspender sus planes de inversión en Saltillo están el Quinta Real, Quality, Huizache, Imperial y El Morillo, que en conjunto esperaban invertir alrededor de 48 millones de pesos, ya que cada habitación remodelada tiene un costo de 400 mil pesos aproximadamente.

El Hotel Chulavista en Monclova, será el único que continuará con una remodelación para convertirse en un centro comercial, al poniente de la ciudad, con una inversión de más de 12 millones de pesos, que se inaugurará antes del Juego de las Estrellas en octubre del 2021.

El presidente de la Asociación Héctor Horacio Dávila Rodríguez, indicó que Cuatro Ciénegas también apostó por invertir en más de 150 habitaciones y en el sureste de la entidad, en específico Saltillo, se tienen en pie las inversiones de el Hyatt de Paseo Villa Alta, el Wyndham, así como el Marriott de Parque Centro.

Se destacó que en el caso de los trabajadores fallecidos se tuvo que pedir el apoyo del Gobierno de Coahuila para la cremación, ya que cada una tiene un costo de 11 mil pesos; en cuanto a los giros más afectados está el personal de mantenimiento.

De igual forma, que en caso de que la segunda ola de contagios llegue a presentarse en México, la situación para el sector hotelero de Coahuila y su cadena de valor, pudiera tornarse insostenible, con la pérdida de hasta 12 mil empleos.

Aunque ya se preparan en caso de un rebrote, los hoteleros destacaron que también podrían darse cierres definitivos, pues actualmente de 256 hoteles en todo el Estado, 50 se encuentran inactivos o latentes, y de ellos tres están cerrados definitivamente; “de darse la suspensión de operaciones, se estima que por lo menos otros 30 se vayan a latencia y entre cinco o seis, cierren operaciones definitivamente”.

Serían las ciudades más pequeñas, donde no hay flujo comercial o empresarial, las que resultarían más afectadas, entre ellas Rosita, Guerrero, Allende y Sabinas.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Clausuran negocios inspectores fiscales

Leer Siguiente

Trae el nopal en la troca