Escasa actividad en los panteones municipales

Ni floristas, ni vendedores ambulantes, la actividad entorno a los panteones municipales es casi nula.

Aunque desde hace algunos días se observó el ligero incremento de visitantes, al llegar a la mitad de la semana es muy baja la afluencia tanto en “San Nicolás de Tolentino” como en “San Ignacio”.

El comportamiento es sorpresivo toda vez que, tras el anuncio de la suspensión de actividades el 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre, las expectativas advertían de una mayor movilidad.

“Sí hay gente que ya empezó a visitar a sus difuntos, pero es poca en comparación a lo que se esperaba. Creemos que ya para el viernes es cuando pudiera llenarse”, dijo el responsable del panteón “San Nicolás de Tolentino”.

A pesar de que el Ayuntamiento de Ramos Arizpe autorizó la colocación de ambulantes y vendedores de flores en calles aledañas, hasta ayer por la tarde no se tenía ningún puesto colocado.

La misma dinámica prevalece en “San Ignacio”, en la zona poniente de la ciudad, donde algunas familias adelantaron la visita a los deudos para la limpieza de lapidas, y colocación de ofrendas florales.

En este camposanto tampoco se tenían vendedores instalados, por lo que se está a la espera de que en las próximas horas haya un mayor movimiento.

A las 18 horas de próximo viernes 30 de octubre quedarán cerradas las puertas de los panteones, como parte de los acuerdos del Subcomité Técnico Regional Covid-19 Sureste, y podrán reanudar funciones el 3 de noviembre.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Confían comerciantes en ‘dulces’ ganancias

Leer Siguiente

Respalda Chema consulta para Pacto Fiscal Federal