Luchan por recuperar el Río Mezquites de CC

Trabajos. Algunos pobladores y activistas realizan estas labores para recuperar este río que se secó hace décadas. Problema. Los afluentes han sido el gran conflicto entre las diferentes poblaciones que hay en Cuatro Ciénegas. OMAR SAUCEDO

Un grupo de ejidatarios del municipio de Cuatro Ciénegas se ha fijado la meta de preservar el medio ambiente de esa localidad y desde hace algunos días, los habitantes comenzó a trabajar en el rescate de un tramo del río Mezquites que se había secado desde hace más de 50 años.

Aún y con la oposición de algunos pobladores de la misma zona rural decidieron iniciar un proyecto de construcción de una barrera que generará una recarga en dos y cuatro kilómetros hasta donde anteriormente llegaba el río.

En este sitio que permanece sin agua desde hace años, hay estromatolitos expuestos y que a decir de expertos aún pueden recuperarse.

Con talaches, pico y pala, comenzaron el desazolve del cauce, retirando piedras, maleza y todo lo que en las últimas décadas se había posicionado por el que fuera el paso del agua.

Avanzaron no menos de 30 metros diariamente. Aunque fue difícil el trabajo pues aún y bajo el sol, los pobladores no descansaron ni un solo día, lograron su primer avance y aseguran en cuestión de días los beneficios para este cauce.

“Nosotros somos ejidatarios, nuestros padres y abuelos vivieron aquí, ellos nos dijeron que antes estaba el agua por aquí corría, pero hombres de diferentes partes vinieron a hacer canales y se fue perdiendo todo”, dijo Erick López que colabora en este proyecto.

Los involucrados narraron que al ver las afectaciones les ha dado una impotencia por que el Valle ya no es el mismo y cada vez se va deteriorando más.

Lamentablemente ellos que habitan el sitio, si no actúan dirán a sus nuevas generaciones lo mismos que dijeron a ellos sus padres y abuelos, “por aquí pasaba el agua y había especies únicas en el mundo”.

“Todo esto estaba seco porque había una desviación que se hizo hace muchos años, hicieron un canal muy abajo y eso ocasionó que toda el agua que venía en el río dejara de llegar a esta última parte”.

Víctor Castillo, expuso que ahora su labor es trasladar piedras grandes de otras áreas por que tratarán de disminuir la profundidad con la que el canal que se formó desde hace décadas y retiró la fuerza para que siguiera llevando el agua hasta el extremo.

Esta semana, personal de esta casa editorial visitó el sitio, donde hasta el momento el cauce ha retomado el curso que no tenía desde hace medio siglo, en una extensión de 250 a 300 metros de longitud.

 “Ahí la llevamos ya, se le está dando vida de nuevo, ya hay tortugas que se ven de ese lado, pajaritos, los peces están avanzando para esa zona, se va mejorar todo”.

“A la naturaleza le das poquito por su lado y se puede recuperar rápido, empezó a correr el agua hace cuatro días para esa zona que estaba totalmente seca”.

Se colocó un “testigo” para detectar hasta donde subirá el nivel del agua y cuantos metros se podrá regenerar del río Mezquites.

Aunque se les ve motivados por preservar el medio ambiente, detallaron que temen por ser atacados por otros ejidatarios del municipio.

Y es que aseguraron existen ejidatarios que ven mal este tipo de acciones, porque piensan que les van a retirar el agua que corre por los canales que hicieron años atrás.

Ante esto destacaron que no obstruirán ninguna vía en su totalidad, solo se desea recuperar poco a poco el río y la naturaleza a su paso.

Destacaron que científicos han apoyado esta obra para restaurar en su totalidad el río Mezquites y extender la zona endémica de Cuatro Ciénegas.

“La naturaleza no expresa lenguaje, pero cuando lo hace ya está el daño hecho y es irreversible queremos evitar todo esto”.

Con la construcción de la barrera se recargarán kilómetros, en cuestión de algunos días “ahí hay evidencia de que esto estuvo lleno de agua y hay estromatolitos expuestos desde hace años” comentaron.

Finalmente exhortaron a la autoridad local y estatal a que se unan a este tipo de trabajos para proteger este sitio único en el mundo, con el objetivo que prevalezca el medio ambiente para uso de los habitantes de Cuatro Ciénegas y de toda la humanidad.

OTROS EJIDOS SE OPONEN: ‘NOS DEJARÁN SIN AGUA’
Habitantes de la comunidad San Juan de Boquilla afirman que podrían quedarse sin el vital líquido, si se realizan los ajustes en el afluente que se tienen contemplados.

Habitantes del Ejido San Juan de Boquilla del municipio de Cuatro Ciénegas afirman que van a llegar hasta las últimas consecuencias para que siga corriendo el agua del río “Saca Salada” que está siendo bloqueado, toda vez que de este cauce dependen cerca de 5 mil habitantes de la región centro del estado.

Arturo Sánchez, ejidatario que estuvo en el encuentro de agresiones verbales y empujones contra los activistas, dijo que en tres ocasiones se ha tenido contacto con los activistas, la primera de ellas se les advirtió que no se acercaran al cauce, la segunda se les pidió llegar a un acuerdo pero no hubo respuesta de Pronatura, finalmente en esta última ocasión acudieron a retirar todos los materiales con los que pretendían bloquear el canal y se llegó a agresiones físicas.

“Que es eso de que andan mochando la acequia, mocharon la acequia a la mitad la abrieron tenían hule, piedras y unas excavaciones donde iban aponer muros de cinco metros, pero si los ponen en San Juan en tres días ya no va pasar agua por el ejido”, dijo Sánchez.

El habitante de San Juan de Boquillas mencionó que ellos cuentan con un permiso que les otorgó el gobierno federal desde hace décadas y que les autoriza el abastecimiento de 250 litros por segundo del canal de la Saca Salada, por ello reiteró esa agua es de propiedad de los habitantes de ese ejido y los que le siguen hasta el municipio de Frontera, Coahuila.

DISMINUYE AFLUENTE

“Ahorita ya se disminuyó el agua, dicen que tienen dos gaviones allá arriba, estamos siendo afectados el ejido la Madrid, Sacramento, Villa de Nadadores, 8 de enero y la Cruz aunado a los pequeños que se encuentran sobre esos”.

Destacó que desde el año de 1933 que el ejido San Juan de Boquillas el cauce de la Saca Salada ya estaba en tanto, se ha demostrado que el agua de las pozas es independiente a ella, no se afecta si se sigue abasteciendo a los ejidos con ella.

“Cuando mi papa nació esa Saca Salada ya estaba, es agua iba corriendo por donde está, no sé qué quieran hacer esas gentes con esa agua porque supuestamente están agarrando esa agua para que aumente el agua para las lagunas, pero yo les digo que esa agua no tienen por qué tocarlos, las pozas de allá tienen su agua propia”.

“Supuestamente dicen que para levantar los humedales, pero no es cierto le quieren poner contra a la Saca Salada y no van a logar el agua ni ellos ni nosotros”, dijo.

Los habitantes de las diversas comunidades rurales en mención están preparando una denuncia en contra de Conanp, Semarnat y Pronatura Noreste, aseguran ellos no han presentado documentación que avalen los trabajos que están realizando para bloquear el canal.

“Pedimos apoyo al gobierno federal que nos haga caso y que nos ayude con esta problemática que tenemos porque al paso que vamos no se en que vamos a parar, ellos no hacen caso y nosotros no nos vamos a dejar que nos quiten el agua, por eso necesitamos que se arrime el gobierno federal, estamos dispuestos a pelear el agua porque es de nosotros, hicimos el llamado a ellos y no quieren aceptar”, dijo uno de los ejidatarios.

ABRAMOS UNA MESA DE NEGOCIACIÓN: MUNICIPIO

Ante el conflicto por el control del agua en acuíferos del municipio de Cuatro Ciénegas que han llevado hasta los golpes a sus involucrados, se convoca a Conagua, Pronatura, gobierno del estado y a ejidatarios a una mesa de diálogo para buscar una solución al conflicto.

Así lo informó la alcaldesa Yolanda Cantú Moncada, quien aseguró que busca que no haya más agresiones entre las partes interesadas.

La alcaldesa mencionó que ya se reunió con el Secretario de Gobierno, José María Fraustro Siller y este indicó que se debe de realizar una mesa de diálogo, probablemente sea la semana entrante cuando se realice.

“Para nosotros como municipio y como administración es cuidar nuestro ecosistema, definitivamente todos tenemos que colaborar y ser parte de una mesa de dialogo donde tanto los ejidatarios expongan su problemática como la parte de Pronatura expongan las acciones que quieran realizar”, dijo la Presidenta Municipal.

Cantú afirmó que hasta el momento no se ha recibido un documento que nos diga que van a hacer acciones basados en algún estudio.

Los ejidatarios tampoco han presentado su documentación, entando se les pidió que preparen en el tema del ordenamiento, a fin de demostrar a quien le corresponde la tierra, a quien le corresponde el agua.

Dijo se requiere de la intervención de la Comisión Nacional del Agua, toda vez que la problemática es competencia de esta dependencia.

“No he hablado con gente de Conagua pero sí necesitamos el apoyo de ellos para que vengan y colaboren en el asunto y sobre todo enfocar los términos legales que se requieran para ello”.

Mencionó que el objetivo es poder llegar al diálogo con todas las partes para controlar el conflicto que se tiene hoy.
 “Es a la brevedad posible, obviamente que debemos de comenzarlo con todas las instancias, a ver si la próxima semana se puede dar la reunión en específico para que se exponga información, coordinación y armonía”

En tanto, llamó a los ejidatarios para que no caigan en agresiones, se les pidió que actúen con responsabilidad, no con violencia si no que cuiden las formas.

Cantú Moncada dijo que durante su administración se ha visto afectaciones en los acuíferos del Valle pero no descarta que puedan existir.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Recortan los horarios a restaurantes en Torreón

Leer Siguiente

Resultados en seguridad gracias a la coordinación