La revolución del dinero

Por Francisco Tobias

El mundo cambia, el sistema económico en el cual vivimos, no es el mismo que vio la luz por primera vez en el S. XIII en europa, de hecho los cambios en el capitalismo, cada vez son mayores y más rápido, para muestra no un botón, sino una moneda.

Las monedas digitales, surgieron en la década de los 90 ́s del siglo pasado, como una opción nueva para el intercambio, claro como su nombre lo dice de manera digital, es decir intangible, pero eso sí permitiendo hoy en día que las transacciones sean instantáneas, seguras y sin frontera alguna. El dinero ha evolucionado desde las conchas, cocos, pasando por armas, como lo fue con los Aztecas, sin olvidar por supuesto los denarios romanos, de ahí el origen de la palabra dinero, hasta los cheques, y el cuasi dinero, como se le clasifica a las tarjetas de crédito. Pero esta evolución monetaria, no ha cedido, y lo que inició como un proyecto, hoy esta iniciando su proceso para ser un medio de pago más común.

Ya había comentado en alguna ocasión, que el gobierno chino, por medio del Banco Popular de China, estaba ya realizando pruebas de su moneda digital, con la cual intenta competir contra el dólar norteamericano, la cual es la moneda por excelencia en las transacciones internacionales.

Pues bien las autoridades monetarias de la fed, la cual es un consorcio público – privado, de los Estado Unidos, que se encarga de la política monetario de ese país, esta ya analizando, muy seriamente emitir su moneda digital, al igual que el Banco Central Europeo, buscando con ello, impactar en la política monetaria, dando estabilidad financiera y mayor seguridad en el sistema de pagos. Sin embargo es importante señalar que aún las criptomedas futuras, de banco centrales, tendrán algunos riesgos, como la perdida de valor, ya sea por miedo en un principio a su uso, o bien por la inflación.

Lo que si es definitivo, es que las siguientes generaciones podrán ya de manera regular y sin temor alguno, participar en el mercado ya sea como oferentes o demandantes con monedas digitales, en pocas palabras, el futuro ya nos alcanzó, deseando que de manera responsable y pronto México se suba al tren.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Inminente el cierre de panteones en el sureste

Leer Siguiente

Da positivo a Covid-19 Secretario de Salud