Reciben mineros salario miserable

Rancherías, Coah.- Resultado del precio insuficiente fijado por la Comisión Federal de Electricidad para el mineral adquirido en la Región Carbonífera, los concesionarios no solo burlan la obligación de entregar equipo de seguridad al personal y dotarles de instrumentos básicos de protección como metanómetros, sino que han aplicado un recorte de 40 por ciento a los ya míseros salarios de los obreros.

De acuerdo con denuncias de trabajadores -algunos de los cuales renunciaron a poco de ser contratados-, por una labor riesgosa y extenuante en pozos y cuevas el salario general de 2 mil pesos por semana fue reducido a 1,400 pesos, y en el caso de los paleros, uno de los oficios menos especializados y de mayor esfuerzo, el pago es de 1,069 pesos semanales, más la promesa de un “bono” de 100 pesos por rendimiento.

“Muchos compañeros aceptan eso porque no hay otros jales y a la menor protesta los corren y no les pagan. En mi caso me inconformé y renuncié, porque prefiero ganar menos haciendo chambas por aquí y por allá, pero sin los peligros de esos hoyos”, señala Miguel, que laboró un par de semanas en Operadora Industrial Minera.

Operadora, de acuerdo con información oficial, se encuentra explotando las minas amparadas en la concesión 213810 “Pitas”, a nombre de Materiales Industrializados, propiedad del senador Armando Guadiana Tijerina y su familia.

Refiere Miguel que a partir de que retiraron los pedidos múltiples inicialmente adjudicados a compañías de relación directa con el senador, los trabajadores que aceptaron la reducción salarial del 40 por ciento fueron repartidos en otras tres empresas que actualmente extraen carbón, la propia Operadora Industrial Minera, Santa Elvira y Minera Aura.

“En verdad, las tres empresas están trabajando dentro de una concesión de Guadiana y todos estos abusos son tapados por el sindicato de Napito, que está bien mantequeado”, apunta Miguel, quien inmediatamente insiste en mantener en reserva sus datos personales, “porque hay una lista negra de obreros ´revoltosos´ que los empresarios se pasan entre ellos y luego quedamos como apestados”.

En igual sentido, productores disidentes de las organizaciones de carboneros abordan la situación irregular de Refacciones y Equipos de Sabinas, responsable de la muerte de 7 mineros en un pozo de carbón que explotó el 25 de julio de 2012, la cual evadió sus obligaciones y cambió la denominación a Rodamientos y Equipos de Sabinas.

Esa empresa opera en la concesión de CARKIM, comparten las mismas deplorables instalaciones referidas en las entregas anteriores de este reportaje y tienen como responsable al mismo encargado, que ante la pregunta del por qué no se dota a los trabajadores del imprescindible autorrescatador, obligatorio en las minas subterráneas, justificó: “los tenemos, pero están guardados en la bodega, porque a los trabajadores no les gusta cargarlos”.

Señalan que además en la misma área minera hay una tercera empresa, MICARAM, que no recibió contrato con CFE, tiene adeudos salariales con sus trabajadores desde noviembre de 2019 y está entregando ese carbón a algunos que sÍ tienen pedidos y no los pueden cumplir, “lo que es justamente el coyotaje que supuestamente la CFE con Bartlett a la cabeza iba a desaparecer, pero es el mismo mugrero de antes”, precisó un ambientalista local. (Con información de INFONOR).

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

No aumentarán en Coahuila impuestos

Leer Siguiente

Darían 90 años a secuestradores