Se ahoga buscando el sueño americano

A una hora de que familiares trataran de localizar a Luis Ángel Esquivel Díaz en algún punto en Acuña, el cuerpo fue encontrado sin vida flotando en las aguas del río Bravo.

El joven fue visto por última vez por su hermano José Manuel Esquivel Díaz, dos años menor que Luis Ángel, cuando era arrastrado por las fuertes corrientes del río la noche del miércoles al intentar llegar a suelo estadounidense.

Según relató José Manuel, ocultos entre la oscuridad, tomados de la mano se internaron en las aguas, pero su hermano fue arrastrado por la corriente, mientras que él regreso a lado mexicano para intentar buscarlo, pero al ver que no lo conseguía se puso en contacto con autoridades locales.

Desde muy temprana hora se realizaron diferentes excursiones por parte del grupo de rescate acuático de Protección Civil de Acuña, quienes lograron recuperar el cuerpo.

Hasta ese momento sus familiares tenían la esperanza de que hubiera logrado nadar hasta el lado mexicano y que se encontrara en alguna comunidad o ranchería aguas abajo en el río Bravo. (Con información de la Rancherita del Aire de Piedras Negras).

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Read Previous

Garantizará Chema elecciones seguras

Read Next

A la baja pacientes Covid-19 internados