Creció el CJNG con Cienfuegos

“EL CJNG es uno de los cárteles mexicanos más poderosos y de más rápido crecimiento en México y Estados Unidos”, señaló la DEA en su último reporte sobre amenazas del narcotráfico.

A su crecimiento contribuyeron los golpes a otras organizaciones, como la caída de “La Tuta” y la mayor parte de la cúpula de lo que fue La Familia Michoacana, y el debilitamiento del Cártel de Sinaloa tras la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán en 2014 y su recaptura en 2016.

Los Zetas y el Cártel del Golfo también resintieron la embestida del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Como el Cártel de Sinaloa, el CJNG trafica con varios tipos de droga, principalmente metanfetamina, pero también cocaína, heroína y mariguana. Transporta drogas hacia Estados Unidos a través de varios corredores a lo largo de la frontera norte, incluidos Tijuana, Nuevo Laredo y Juárez.

En 2016, la DEA reportó 26 investigaciones abiertas ligadas a la jerarquía del CJNG, mientras que para 2017 las investigaciones aumentaron a 46.

“La rápida expansión de las actividades del CJNG se caracteriza por su propensión a enfrascarse en confrontaciones violentas tanto con las fuerzas de seguridad del Estado mexicano como con organizaciones rivales”, dice la DEA en su reporte de ese año.

Según la agencia antidrogas, el CJNG tiene centros de distribución en Atlanta, Los Ángeles y Nueva York.

Pero es en la ciudad de Chicago donde el cártel es considerado como una de las principales amenazas a la seguridad de sus habitantes.

El 3 de junio la UIF bloqueó mil 939 cuentas bancarias ligadas al CJNG, en coordinación con agencias estadounidenses de seguridad.

Esa investigación amplió la información sobre el pago de nóminas del cártel y la ruta de presuntos sobornos.

Tres semanas después de las elecciones presidenciales, Cienfuegos advirtió que en cualquier Gobierno se debe trabajar en equipo para combatir al narcotráfico.

Al participar en la firma del “Protocolo Nacional de Actuación para la Destrucción de Plantíos Ilícitos”, planteó que la siembra, el cultivo y el tráfico de enervantes son actividades que contaminan a las comunidades y ponen en grave riesgo a las personas, además de dejar ganancias económicas a la delincuencia organizada.

“En cualquier Gobierno, la mejor manera para afrontar estas actividades ilícitas es trabajando en equipo y en la misma dirección, convencidos de que las acciones son en beneficio directo de las personas.

“Para los militares siempre será muy satisfactorio trabajar por las mejores causas de México”, señaló.

Parafraseando al Secretario de la Marina, Vidal Soberón, afirmó: “el que suma, no se equivoca”.

En el evento, realizado en las instalaciones de la Agencia de Investigación Criminal, de la Procuraduría General de la República, Cienfuegos presumió que los militares son quienes destruyen 99 por ciento de los plantíos de enervantes erradicados.

La labor, dijo entonces, se realiza de manera intensiva en las serranías en las que confluyen los estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa, zona conocida como “Triángulo Dorado”, así como en el estado de Guerrero.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Sorkin alza su voz contra injusticia judicial

Leer Siguiente

Hallan bolsas con medicinas oncológicas en Azcapotzalco