Estuvo bajo sospecha la medicina robada

Los medicamentos oncológicos robados en un almacén privado fueron adquiridos por el Gobierno federal como parte de una compra impugnada.

La empresa argentina Laboratorios Kemex obtuvo en marzo y abril por “adjudicación directa” un contrato por más de 100 millones de pesos para surtir al Gobierno medicamentos oncológicos, entre ellos 37 mil 697 unidades que eran almacenadas por la mexicana Novag Infancia.

La adjudicación para la mayor compra, fechada el 18 de marzo, fue denunciada ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) por el testigo social designado por la Secretaría de Hacienda (SHCP).

Javier Serrano Delgado, el testigo social de una compra de oncológicos que implicó contratos hasta por 417 millones de pesos, advirtió que 22 de las 28 partidas no se debían adjudicar directamente con el argumento de que sólo había un proveedor.

La SHCP no dio a Serrano acceso a las ofertas de los proveedores, por lo que no supo cómo fueron evaluadas.

Este fin de semana se informó del robo de 37 mil 697 unidades de once medicamentos de Kemex; la Cofepris mencionó que estos son “distribuidos” por Novag Infancia, que no es parte de las empresas contratadas por la SHCP para distribuir medicamentos en todo el País.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Cobra García Luna 6 mdd a Gobierno por curso de hora y media

Leer Siguiente

Tendrá la ciencia año raquítico