PLATICA DOMINICAL

Manuel Francisco Juaristi Martínez

Durante 22 años Manuel Juaristi ha dirigido diferentes medios de comunicación de Monclova desde el plano administrativo, en que ha destacado por el toque humano que ha permitido en las empresas donde ha estado un ambiente de trabajo armonioso y productivo.

Esta larga etapa que describe de mucha adrenalina está a punto de cerrarse. Regresa a la frontera con Tamaulipas, muy cerca de su terruño y de su familia, a una nueva encomienda en el plano de la administración.

En esta Plática Dominical, el ingeniero Juaristi habla de su experiencia en los medios, el significado de vivir en Monclova

LA PRENSA: Ingeniero Juaristi, ¿Hace cuánto llegó a Monclova y cómo?

MFJM: Llegué a Monclova en 1998 en julio, a invitación del señor Francisco Juaristi Septién, cuando él recién acababa de abrir el periódico Zócalo en Monclova.

LA PRENSA: ¿Tiene 22 años en Monclova y 22 años en los medios?

MFJM: Así es.

LA PRENSA: ¿Quien era hace 22 años Manuel Juaristi, que trayectoria traía?

MFJM: En el área de medios no tenía ningún conocimiento, yo ya tenía varios años de graduado en la universidad pero siempre había trabajado en Reynosa, yo soy originario de Reynosa, había estado en maquiladoras Petróleos Mexicanos, en áreas administrativas.

LA PRENSA: ¿Su ingeniería en que rama es?

MFJM: Industrial y de Sistemas.

LA PRENSA: ¿En el Zócalo permanece cuánto tiempo?

MFJM: Permanezco 7 años, siempre en el área administrativa.

LA PRENSA: ¿De allí llega a La Prensa?

MFJM: Entonces es cuando se funda periódico La Prensa en el año 2005, yo salgo del Zócalo en Mayo del 2005 y en Noviembre de ese mismo año se da el arranque de La Prensa.

LA PRENSA: ¿Qué lo atrae a La Prensa?

MFJM: Derivado de la salida del Zócalo había que hacer algo, ya después de 7 años de trabajar en un medio de comunicación se te mete el gusanito, la idea original de fundar La Prensa surge del señor Francisco Juaristi y su servidor, a último momento él decide retirarse y vende la sociedad a los señores Gerardo Villarreal y Mauricio Cantú, es como arrancamos La Prensa de Monclova en el 2005.

LA PRENSA: ¿Esta primera experiencia con los medios de comunicación como fue, después de venir del ramo de maquila o industrial?

MFJM: No fue tanto el cambio porque fue área administrativa, ya venía de la función de administrar; lo único fue el medio, es esa adrenalina que siente de lo que es como tener un hijo todos los días. No puedes decir, bueno si se descomponen los carros, bueno si no hay papel, todo tiene que estar al 100 por ciento siempre, y esa adrenalina fue el principal cambio que sentí. En otras empresas dices, si hoy no sucede mañana le sigues, en un periódico no, todo tiene que resolverse ese mismo día.

LA PRENSA: ¿Qué desafíos presentan los medios de comunicación en el área administrativa que es su área?

MFJM: Que nunca te falte papel, es el principal reto, son costos muy altos, la administración de un periódico conlleva costos muy altos y el principal costo que vas a tener es el papel y no son muchos los proveedores de papel, entonces siempre tienes que ir al corriente en los pagos para que no te dejen de surtir.

LA PRENSA: Porque no se puede correr ese riesgo de no tener de pronto alguno de los insumos.

MFJM: Así es, de repente tener la bodega vacía.

LA PRENSA: Usted le da un toque humano a la administración a su paso por los diferentes medios, esto es algo que se le ha reconocido, ¿De dónde viene este estilo o este toque?

MFJM: Yo creo que gran parte de mi esencia como administrador pues es uno como persona, yo le aprendí mucho al señor Juaristi, él siempre me dijo que la parte importante de todas las empresas iba a ser el factor humano, por encima de lo técnico, él me hacía mucho hincapié en que si lograba que el equipo trabajara en armonía, tu empresa va a ser la mejor de la región, entonces por eso lo procuro, porque como empleados, mientras nos traten bien y nos den ese calor humano para sentirnos a gusto en nuestra empresa, no se te hace trabajo, vienes y trabajas con gusto y haces tu trabajo lo mejor posible.

LA PRENSA: Esa intención humana debió ser de los principales desafíos ahora con la pandemia en que la mayoría de las empresas lo primero que hicieron fue recortar personal. La Prensa en toda la pandemia no ha despedido a un solo empleado.

MFJM: Yo creo que todas las empresas tenemos una responsabilidad moral con los empleados, claro, habrá empresas que lo puedan hacer como fue el caso de La Prensa, que preferimos hacer ahorros o recortes en otras áreas sin sacrificar la calidad del producto antes de tocar la nómina, y también se lo aprendí al señor Juaristi, que lo último que se tocaba era la nómina, que todos trabajamos por una necesidad y si estamos aquí es porque somos buenos para lo que hacemos. Nunca contraté gente de más precisamente porque vienen las épocas de vacas flacas y corres gente.

LA PRENSA: ¿Fue una de las enseñanzas de la pandemia?

MFJM: Esta época de la pandemia nos dejó muchas enseñanzas a muchos, pero nos apretamos el cinturón junto con el propietario del medio, Melchor Sánchez, para hacer los ajustes de gastos en otras áreas, y que la plantilla laboral, que no tiene la culpa de lo que sucedió, porque nadie tiene la culpa de esta pandemia, no saliera afectado, que todos vinieran a trabajar o a hacer home office como estuvimos en algún tiempo de la mejor manera, tranquilos, sabiendo que su trabajo estaba seguro.

LA PRENSA: ¿En 22 años qué aprendió y a quienes les aprendió?

MFJM: He tenido muy buenos maestros,  el señor Francisco Juaristi, Don Joel Cantú Williams, él me enseño lo poquito mucho que sé de las cuestiones técnicas, de las cuestiones de impresión, todo lo que es producción me lo enseñó el señor Cantú. El ingeniero Salvador Kamar que tuve a bien trabajar con él 7 años cuando estuvo en vida, me enseñó mucho cómo negociar, como ver a la gente y como hacer llegar tus ideas al de enfrente y  poderle comercializar tu producto; el ingeniero Salvador en su momento fue un personaje que me ayudó mucho, que me instruyó mucho, él tenía una manera muy práctica de manejar los negocios, se puede o no se puede Manuel, me decía, así era él, o era blanco o era negro, no había grises con él, eso te ayuda a que encuentres siempre una manera de resolver las cosas.  Y Melchor Sánchez con quien tengo 5 años trabajando, le aprendí algo que se lo valoro mucho y que me enseñó tal vez sin darse cuenta: él ve las cosas y rompe paradigmas, muchas veces nos ciclamos en el día a día y él siempre está viendo cómo hacer lo mismo de una manera diferente, porque si haces lo mismo igual vas a tener el mismo resultado, él busca como romper lo establecido y se atreve que es lo más importante a hacer cambios, y los hemos hecho en el periódico La Prensa y eso ha traído buenos resultados, esa es la parte que me llevo de Melchor, esa manera de que las cosas se pueden hacer de una manera distinta Manuel, que no te tiemble la mano hacer los cambios porque a veces somos muy cuadrados.

LA PRENSA: Usted es originario de Tamaulipas, ¿Qué le significó esta cambio de estado, otra tierra, tal vez el ambiente diferente?

MFJM: Como dice soy originario de Tamaulipas, de Reynosa. Hace 22 años la cuestión de la inseguridad no se vivía ni allá ni aquí, pero el hecho de llegar de una ciudad más grande a Monclova, el llegar con hijos pequeños nos ayudó mucho porque se vive muy a gusto en Monclova. Aún ahorita después de 22 años y todo lo que ha sucedido, las comparaciones son malas pero se vive mucho mejor aquí en Monclova que en muchas partes del país, incluyendo Reynosa, entonces para nosotros como familia fue un cambio muy agradable, encontramos excelentes amigos, la gente aquí en Monclova es muy abierta, te acoge, te apapacha y te hace sentir en casa, y así es como nos sentimos realmente.

LA PRENSA: ¿Entonces no le costó adaptarse?

MFJM: No, la verdad no. Ni al calor porque Reynosa es muy caliente y húmedo y Monclova es caliente y seco, entonces se suda menos (risas).

LA PRENSA: ¿Monclova le correspondió?

MFJM: Sí y con creces, no me puedo quejar, una excelente ciudad para vivir y convivir.

LA PRENSA: Retoña a su terruño, retorna a Tamaulipas, al reencuentro con la familia, esto ahora qué le significa después de todo este tiempo?

MFJM: Es regresar a los orígenes pero dejando con tristeza lo que hemos hecho aquí en Monclova.

LA PRENSA: ¿A dónde se va?

MFJM: Sí La empresa a la que voy es en la frontera con México, es en McAllen, Estados Unidos, es meramente administrativa, no tiene nada que ver con medios, entonces sí es mi salida de los medios.

LA PRENSA: ¿Qué se lleva ingeniero?

MFJM: Me llevo la amistad de mucha gente de compañeros de trabajo, cariño sincero de muchos de ustedes, grandes amistades, grandes experiencias, como le digo se vive de una forma muy agradable en Monclova, se disfruta de la familia, de las amistades, porque somos muy apapachadores , no es gente hostil como en otras ciudades que me ha tocado estar, eso me llevo, el aprendizaje de esas personas que le mencioné. Mucho agradecimiento con Melchor porque yo ya no estaba en mi última etapa aquí en Monclova hace 5 años, después de mi salida de La Voz me fui un tiempo fuera de Monclova y él me hizo la invitación a este medio, me regresó a Monclova con mi familia y eso nunca se lo voy a dejar de agradecer.

LA PRENSA: ¿Algo que desee agregar?

MFJM: Pues dar las gracias a este último equipo de trabajo con el que laboré, mi agradecimiento público porque siempre he dicho que las empresas son grandes por su gente, habrá alguien a quien le toque dirigir las empresas como en todas, pero esa persona sólo es la cabeza, hay toda una organización debajo de esa persona que es la que hace grande a la empresa, ese equipo.

LA PRENSA: ¿Deja un equipo sólido, una empresa sólida?

MFJM: Así es, se queda una empresa bien establecida en la ciudad, económicamente hablando estable, llega una persona muy joven con todo el ímpetu que tal vez me falta, lo hemos platicado en lo cortito que tal vez yo soy más del periódico impreso y menos del electrónico, y el cambio generacional se tiene que dar, llega Mauricio Sánchez, un joven de 28 años con ganas de hacer las cosas bien, y con todo el know how de los medios electrónicos, entonces creo que será un cambio que posicionará mejor a la empresa.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Contagios no cesan… mueren 2 en Monclova

Leer Siguiente

Harán colecta de alimentos para sectores vulnerables