Sangran Capufe y 4T lo tolera

CIUDAD DE MÉXICO.-Las tomas de las casetas aledañas a la Ciudad de México provocan al erario federal pérdidas de medio millón de pesos por hora.

No obstante la gravedad, el Gobierno federal ha sido incapaz de evitar los actos de fuerza de grupos diversos que extorsionan a automovilistas.

La estrategia gubernamental ha sido instalar “mesas de trabajo interinstitucionales” para tratar de disuadir a líderes de esos actos pero los resultados están a la vista: las tomas no cesan.

Conforme un ejercicio periodístico de Grupo REFORMA, esas casetas son tomadas por distintos grupos al menos durante seis horas por día que obligan al pago de 50 pesos para sus propósitos y evitan que los automovilistas paguen el peaje oficial.

Por ese lapso de toma, la sangría a Capufe sería de medio millón de pesos por hora.

El pasado 21 de septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció una estrategia para frenar la toma de casetas. Informó entonces que entre el 28 de junio de 2019 y el 20 de septiembre de 2020 las pérdidas en las casetas en Tepotzotlán y Tlalpan eran de 4 mil 656 millones de pesos, lo que supone que diariamente ascendían a 10 millones 346 mil 667 pesos.

Las tomas en esas casetas continúan por grupos que se turnan la plaza y la ocupan hasta 6 horas al día. En ese lapso provocan una sangría de 2 millones 700 mil pesos en Tlalpan y unos 7 millones 600 mil en Tepotzotlán.

Donde sí intervino la Guardia Nacional fue en Nayarit; ahí estaban tomadas las casetas de las autopistas Tepic-Villa Unión (Nayarit-Sinaloa) y Tepic-Guadalajara (Nayarit-Jalisco). La ocupación duró 9 meses.

La senadora nayarita Gloria Núñez dijo ayer que las pérdidas en ese lapso fueron de 3 mil millones de pesos.

Las mesas de trabajo de Gobernación han resultado inútiles. Por ejemplo, en octubre de 2019, transportistas que bloquearon casetas durante varios días fueron convocados a una de esas mesas por el entonces subsecretario de Gobernación Ricardo Peralta, pero las tomas continuaron.

En diciembre de 2019, Genaro Enrique Utrilla anunció operativos para impedir las tomas e incluso el uso de la fuerza. Pero en 2020 las tomas se agudizaron en distintas carreteras del País.

Grupo REFORMA constató los pasados 3 y 4 de octubre cómo grupos que alegan demandas sociales toman las casetas ante la actitud pasiva de la Guardia Nacional.

Incluso se turnan los horarios para ocupar las casetas. En el ejercicio periodístico, REFORMA consignó que esos grupos obtienen mil pesos por minuto en sus tomas.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Solicitan a Italia préstamo de códices

Leer Siguiente

Empate… y bronca