“No vimos venir muerte de Lalo”

Ayer familiares y amigos le dieron el último adiós al joven Eduardo Villarreal Ibarra de 17 años quien lamentablemente se quitó la vida el pasado miércoles 7 de octubre en su domicilio ubicado en la Colonia Barrera de Monclova.

Eduardo Villarreal fue velado en ‘Funerales Martínez’ de la Colonia el Pueblo de Monclova, donde se dieron cita familiares, amigos, alumnos de la Universidad Autónoma de Durango y compañeros de taekwondo.

Sus familiares y amigos refirieron que no vieron venir la muerte de Eduardo Villarreal Ibarra, ya que lo consideraban un joven muy alegre, participativo, amable y amante del deporte, por lo que era inconcebible pensar en un suicidio.

“Era muy atento, amable y súper noble con sus amigos y familiares, buen hermano, excelente hijo y amigo, nunca mostró indicios de depresión, al contrario, siempre sonriendo, le iba muy bien, era muy inteligente y deportista”.

Refieren que al igual que sus hermanos mayores Fernando y Mariana, practicaba el taekwondo, incluso que fue alumno de la UANE y ahora de la Universidad Autónoma de Durango, donde siempre mostró un buen comportamiento.

Sus compañeros de clase de la Universidad Autónoma de Durango lo describen como un joven muy alegre, participativo, inteligente, educado, amable, deportista, que nunca dio indicios de depresión o tristeza.

Ayer con profundo dolor se le despidió en Funerales Martínez, ubicado en la Calle Cuauhtémoc de la Colonia el Pueblo de Monclova, donde le dieron el sentido pésame a su  padre Epifanio Villarreal, su madre Silvia Ibarra y sus hermanos, Fernando y Mariana Villarreal Ibarra. 

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Profunda tristeza por muerte de estudiante

Leer Siguiente

Va a prisión por crimen y hermano queda libre