Complica Cruz Azul su andar

Un año tan atípico para el mundo, parecía el ideal para que Cruz Azul rompiera su maldición.

El 2020 para La Máquina pintaba color de rosa. Los celestes terminaron como los líderes del Clausura tras 10 fechas que se disputaron antes del parón por la pandemia, pero se llevaron la Copa por México como premio de consolación superando a América, Tigres y Chivas. Por si fuera poco iniciaron el Guardianes 2020 como los favoritos al título.

Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, el panorama se les nubló.

Los cementeros perdieron en este torneo una racha de 18 encuentros sin derrota, no lograron mantener más de tres jornadas el liderato, y ahora, tras hilvanar par de encuentros sin triunfo, complicaron su clasificación a la Liguilla.

El accionar del Cruz Azul ha venido a menos y eso le puede pesar en la recta final del Guardianes 2020, en la que tendrá muy duros partidos ante Tigres, Chivas, Monterrey y Pumas, para mantenerse dentro de los primeros cuatro lugares de la tabla y evitar así el repechaje.

Las últimas presentaciones de La Máquina no han sido las mejores. Aunque logró victoria en sus choques contra Xolos y Mazatlán, el accionar distó de lo que venía mostrando el conjunto de Robert Dante Siboldi.

Luego de la derrota ante Toluca en la Jornada 13, el panorama se le complicó al conjunto cementero pues tendrá que enfrentar los últimos cuatro duelos del Guardianes 2020 ante clubes que aspiran a meterse a la Segunda Fase dentro de los primeros lugares.

El próximo rival es Tigres, la mayor amenaza para los pupilos de Siboldi pues tras vencer a San Luis se colocó a tres puntos de La Máquina, y en caso de derrotarla, las estaría rebasando en la clasificación, situación que puede mandar a los celestes a puestos de repechaje, un riesgo que el cuadro que pintaba para campeón, ya no puede correr.
Baja rendimiento
Las ausencias y el bajo rendimiento de algunos de sus futbolistas han sido clave para que Cruz Azul se haya desprendido de la etiqueta de favorito.

El conjunto celeste ha batallado con lesiones, ausencias por contagios de Covid-19, además de la pérdida de nivel de algunos de sus futbolistas, por lo que en las últimas jornadas, su rendimiento ya no ha sido el mismo.

Un ejemplo claro es el que se exhibió ayer con la actuación ante Toluca de José de Jesús Corona, quien falló en un par de salidas que terminaron en gol, aunque para su fortuna, en el segundo de sus errores, el tanto choricero fue anulado por fuera de lugar.

Pero así como Corona hay jugadores como Roberto Alvarado y Elías Hernández, que también han estado lejos del nivel que llegaron a mostrar con La Máquina.

Hernández suma siete encuentros como titular y no ha marcado en el Guardianes 2020, algo atípico para él pues a pesar de ser más un generador ha convertido 14 dianas con la camiseta celeste.

Por si fuera poco, ayer se confirmó la salida del defensa chileno Igor Lichnovsky, quien partirá al Al-Shabab de Arabia Saudita, club que dirige el ex entrenador celeste Pedro Caixinha.

Esto será otro punto a considerar para el actual timonel celeste Robert Dante Siboldi, que tendrá que echar mano del juvenil Josué Reyes o del paraguayo Pablo Aguilar, que no ha disputado ni un minuto del torneo tras recuperarse de la lesión en la rodilla.

Siboldi supo reemplazar a los futbolistas que fueron víctimas del coronavirus, por lo que ahora tendrá que volver a hacer maravillas para levantar a una escuadra que en sólo 4 jornadas podría echar un año a la basura.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Ganan Nobel de Medicina por descubrir hepatitis C

Leer Siguiente

Plantea Trife tumbar elección de Morena