Paró 6 meses industria social

Sabinas, Coah.- Los centros sociales, salones de eventos, quintas y palapas con alberca, han sido de los negocios más afectados por la pandemia del Covid-19, ya que desde el mes de marzo pasado, tuvieron que cerrar, afrontando sus propietarios millonarias pérdidas.

José Zapata Vega, dirigente de la organización de propietarios de estos establecimientos, explicó que no tienen cuantificado a cuánto ascienden las pérdidas, ya que son toda una cadena productiva que se ha visto involucrada en esta crisis provocada por el Covid-19.

“Meseros, diseñadores, banquetes, animadores de fiestas y más trabajadores, todos dejamos de trabajar a partir del día ultimo del mes de marzo en el que las autoridades establecieron la cuarentena por los contagios del Covid-19”.

Dijo que a partir de ahí se vinieron la cancelación de contratos en las que tuvieron que regresar depósitos.

Mencionó que las fechas importantes como festejos del día de la madre, día del niño, graduaciones, fueron canceladas, por lo que esto los obligó, no solo a no percibir recursos, sino que también tuvieron que regresar los depósitos que habían recibido para apartar las fechas.

Indicó que son más de 150 establecimientos de los cuales dependen miles de personas, que se han visto ante el cierre de sus negocios y de sus fuentes de empleo, mismos que a partir de este 1 de octubre podrán reabrir con una serie de protocolos establecidos por las autoridades sanitarias y municipales.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Reportan 15 nuevos positivos de Covid-19

Leer Siguiente

Investiga Fiscalía a 12 ex servidores públicos