Permitiría EU a cruceros regresar en noviembre

La Casa Blanca ha bloqueado una nueva orden de los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) para mantener a los cruceros parados hasta mediados de febrero, una medida que habría disgustado a la industria del turismo en el estado clave de Florida.

La actual política de “no navegación” expirará el miércoles. Robert R. Redfield, director de los CDC, había recomendado la extensión, preocupado de que los cruceros pudieran convertirse en brotes de Covid-19, como sucedió al inicio de la pandemia.

Pero una reunión del equipo de trabajo contra el coronavirus de la Casa Blanca, el plan de Redfield fue descartado, de acuerdo con un alto funcionario de salud, que no estaba autorizado para comentar el asunto y habló bajo anonimato.

El Gobierno de Donald Trump permitirá a los barcos zarpar después del 31 de octubre, la fecha que la industria ya había acordado en su propio plan voluntario.

Redfield, quien ha sido criticado por Trump por promover el uso de mascarilla y advertir que las vacunas no estarán disponibles masivamente hasta el año siguiente, estaba preocupado sobre perder su empleo antes de la decisión del martes y había considerado renunciar si se le pedía supervisar una norma que comprometiera la salud pública, de acuerdo con un alto funcionario de la Administración y una persona cercana a Redfield.

La industria de los cruceros tiene una influencia política considerable en Florida. La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros dijo que la industria genera 53 mil millones dólares.

El Consejo de Puertos de Florida dijo que la industria de cruceros del estado, la más grande del país, ha sido la más afectada por el coronavirus.

Políticos republicanos en Florida y grupo de la industria han llamado para terminar con la orden que impide retomar los cruceros.

“Urjo a los CDC a no extender o renovar la “Orden de No Navegar”, dijo el sábado Carlos Gimenez, el Alcalde republicano del Condado de Miami-Dade .

El 16 de septiembre, los senadores de Florida Rick Scott y Marco Rubio propusieron la Ley de Zarpe seguro, que crearía un grupo de trabajo marítimo para trabajar en los cambios logísticos necesarios para permitir que la industria reanude las operaciones de manera segura.

Brian Morgenstern, el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, negó que los planes de cruceros de la administración tuvieran motivaciones políticas.

“El Presidente, el Vicepresidente y el grupo de trabajo siguen la ciencia y los datos para implementar políticas que protejan la salud pública y también faciliten la reapertura segura de nuestro país”, dijo.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Lanzan huelga de hambre por migrantes detenidos

Leer Siguiente

Moderna no aprobaría vacuna antes de elección.- FT