La notalilia en verso

Por Lilia de la Fuente

Soy feliz, feliz…

“EL DINERO NO ES LA VIDA”
HOY QUIERO DEDICAR MIS HUMILDES POEMAS A MIS QUERIDOS LECTORE.
SOY FELIZ, FELIZ, FELIZ…
Por todo lo que me da la Vida.
Por la luz que ilumina a mi mente
“la razón” Las experiencias me han sublimizado…
Y han colmado de energía mi corazón…
Soy feliz en el ocaso de mi vida.
PRESIENTO QUE ESTÁ CERCA MI FINAL
El Alma enriquecida. Misión cumplida…
Me hace sentir Feliz… feliz, feliz…
Con mucha FE, con mucha PAZ…
Y la alegría en primer lugar
La FE, me ha dado fuerza para continuar
Me mantiene ilusionada en los caminos de mí andar,
Con el perfume de las flores y
El Arcoíris al llover… Se embriaga mi existir… del bello amanecer,
Y me sorprendo al ver como el tiempo me hiere y se arruga mi ser.
Pero más me emociona comprobar
Que vibra la emoción aquí en mi pecho
Como ayer al empezar…
me embriago,
Me deleito, con el elixir del amor…
Porque aquí está ese reino…
Promesa del SEÑOR
Ese reino de PAZ y de HUMILDAD…
Mi larga vida me enseñó a esperar.
La intensa luz que me encandila en la vejez… todo lo que tengo se lo debo a DIOS, a ÉL
Y al infinito iré… Pronto muy pronto, donde mora ÉL…
Soy feliz, feliz… feliz soy yo…
Viendo el atardecer, cuando se oculta el sol…
Siento que todo me hace sonreír.
Hasta la muerte que pronto llegará
Me hace feliz…
Luche por dar valor a los derechos de la mujer…
Abrí caminos y quité espinas y pude ver.
QUE NADA, NADA, NADA EVOLUCIONABA.
Y ESE MUNDO DE AFLICCIO…
Pude reconocer que es culpa del hombre y la mujer que no sabe cómo hacer.
Ya estoy llegando a la meta
Ya estoy llegando al final…
Al umbral de mi existencia…
Por la senda de vivencias
De éste mundo ANIMAL…
QUE NO SE PUEDE CAMBIAR
ESTANCADO EN LOS PRINSIPIOS
ANCESTRALES DE EQUIDAD.

Y DEFENDI LA INJUSTICIA LA AFLICCION
DE LOS NIÑOS, DE LAS MADRES,
Y DE MI ESTADO “COAHUILA”…
CON CANTOS. TEMAS POEMAS…
Y ENTREGUÉ TODA MI VIDA…
AHORA VOY DE SALIDA.
LOS INVITO A REFLEXIONAR…

FELIZ CON DIOS.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Uso de Razón

Leer Siguiente

Ráfagas deportivas