Discriminan y maltratan a migrantes hondureños

Cinco integrantes de una familia hondureña estuvieron a punto de ser detenidos por la Policía Preventiva Municipal por pedir dinero en el crucero del Bulevar Harold R. Pape con Avenida Las Granjas y aceptar una invitación a comer.

Joaquín Carreón, su esposa Carmen Rubí de León, su hermano Edwin Carreón y sus hijos Francisco de 8 años y Lizbeth de 6 años, fueron retirados del crucero del Bulevar Pape con Avenida Las Granjas y corridos de un restaurante de comida rápida.

Sin embargo Gracias a la intervención de los medios de comunicación, la familia hondureña, fue trasladada al departamento de Protección Civil y Bomberos, donde les brindaron refugio, comida y protección.

En la entrevista Joaquín Carreón relata “llegaron los policías nos dijeron que no podíamos estar ahí, que era un delito” y Edwin Carreón interviene “a mí me dijeron ‘súbete a la troca’ y les dije solo quiero conseguir algo para comer y me decían ‘que te subas”.

Dijo que los elementos de la Policía Preventiva Municipal se frenaron en su intento de detención al ver a la niña de 6 y el niño de 8 años, ya que, son quienes los acompañan en su llamado sueño americano.

En la entrevista mencionan que salieron de Honduras hace 6 meses, por el hambre, la delincuencia y la organización de los maras salvatruchas, quienes se dedican a extorsionar y asesinar a las personas.

“Esa vida no nos gusta, queremos tranquilidad y en México la hemos encontrado; puedes andar en la calle sin peligro y sin alguien que te pregunte porque pasaste por ahí, amenazándote con una pistola, aquí no, caminas tranquilo”.

Y menciona que en el trayecto han sufrido de todo, hambre, sed, inseguridad, discriminación o bien, la prohibición del departamento de Seguridad Pública de pedir dinero en los cruceros o restaurantes.

“De Honduras a Chiapas nos venimos de ride o caminando y de Chiapas a Monclova en tren, hemos sufrido de todo, hay mucha delincuencia, a veces nos venimos muriendo de hambre o de sed y te arriesgas a que te avienten del tren”.

Dijo que quieren esperar a que pase la pandemia para cruzar a los Estados Unidos, y a su vez, lograr reunir el dinero que les cobrará el coyote, ya que refieren que les cobra 3 mil dólares por persona.

Por lo pronto mencionan que requieren ropa para la temporada invernal, principalmente para los niños de 6 años (niña) y 8 años (niño), y apoyo económico para alimentarse en su estancia en Monclova donde tienen aproximadamente 3 días.

Cabe mencionar que la Presidenta de la Asociación “Cocinemos Monclova”, Abril Aguirre, le llevó a la familia Hondureña alimentos y ropa, ya que, era quien previamente los había invitado a comer a un restaurante de comida rápida en la Ciudad.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

“Te prefiero violenta a violada o muerta”

Leer Siguiente

Cubre gradualmente AHMSA finiquitos