ACONTECER

Por FRANCISCO J. DE LA PEÑA

100 MIL CUBREBOCAS

A través del DIF Municipal que dirige JORGE GUTIÉRREZ, el alcalde de Ramos Arizpe, CHEMA MORALES, dispuso desde el inicio de la pandemia la elaboración de cubrebocas para repartirlos gratuitamente entre toda la población, y este martes el propio alcalde anunció que en total se han elaborado y distribuido 100 mil piezas, es decir, al menos uno por cada uno de los pobladores del municipio.

Antes que nadie, Chema entendió la importancia del uso del cubrebocas (algunos como AMLO todavía no lo entienden), y por eso implementó esa política que a la fecha mantiene a Ramos Arizpe como una de las ciudades en todo el país con menor número de contagios y con menor número de defunciones. 

Actualmente, en Ramos solo hay 11 casos activos, es decir, .11 casos por cada mil habitantes, mientras que en todo México hay .24 casos activos por cada mil habitantes, es decir, dos veces más. Si a nivel nacional se hubiera seguido la misma política de Chema, se habrían salvado muchas vidas en todo el país…

DETONAN CONTAGIOS

Existe la sospecha de que varios de los contagiados de COVID-19 que fueron reportados este martes en el informe diario de la Secretaría de Salud, habrían contraído la enfermedad al asistir a la graduación clandestina que hace algunos días organizaran de forma irresponsable el ex director de la FCA, JESÚS MONTALVO y su eposa, YAZMÍN CERVANTES, actual directora de esa misma Facultad.

Sin embargo, trascendió que los contagiados no han querido denunciar a los arriba mencionados, algunos por temor a represalias, otros porque no quieren que se sepa que resultaron contagiados, y unos más porque saben que, al haber acudido ellos mismos a la graduación clandestina, también en parte son culpables de lo que ocurrió. Por cierto, no se ha dado a conocer la sanción económica que las autoridades municipales le aplicarán a la pareja de infractores…

CORUPCIÓN ESTILO 4T

Por considerar que el Instituto para Devolver al Pueblo lo robado está repleto de actos de corrupción, el académico coahuilense JAIME CÁRDENAS sumó su nombre a la cada vez más larga lista de funcionarios que le avientan la chamba al presidente LÓPEZ OBRADOR.

Cansado de que AMLO no le hiciera caso y de que se negara a aceptar la realidad, Cárdenas decidió salir por la puerta de enfrente, antes de que los escándalos de corrupción del Instituto que encabezó por apenas poco más de 100 días terminen por manchar su propia reputación.

Como los de Bartlett  y su familia, y el de Pío López Obrador, este es un caso más de corrupción al estilo 4T, de esos que todo mundo ve, menos el presidente y su legión de incondicionales seguidores, que solo tienen ojos para lo que ocurrió en el pasado, pero evitan mirar lo que está pasando en el presente.

OPORTUNO LLAMADO

Tiene razón el diputado federal RUBÉN MOREIRA cuando afirma que muchas personas tienen miedo de acudir a los hospitales cuando presentan los síntomas de Covid-19, pues temen que los dejen aislados y sin poder volver a ver a su familia, por lo que optan por permanecer en casa pese a que esto impide que reciban el tratamiento apropiado y propicia que contagien a sus propios familiares.

Por eso presentó un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Salud a que adopte medidas que, dentro de lo posible, respeten y garanticen el derecho de los enfermos a estar acompañados de familiares durante su tratamiento, tanto en instituciones públicas y privadas, un reclamo justo que ojalá sea atendido.

paco1533@prodigy.net.mx

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

FUERA DE CONTRATO

Leer Siguiente

Trizas y Trazos