Revisan sin Corral conflicto por agua

CIUDAD DE MÉXICO.-Sin la presencia de autoridades estatales, la Federación pactó con municipios de Chihuahua y legisladores instalar una mesa de trabajo permanente para lograr acuerdos relativos al cumplimiento del Tratado Internacional de Aguas de 1944, y dirimir conflictos de manera institucional, pacífica y legal.

En una reunión presencial, realizada en la Secretaría de Gobernación (Segob), las partes también convinieron revisar la situación de las presas de la cuenca del río Conchos, luego de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) incrementó la extracción para pagar a Estados Unidos la cuota establecida en el Tratado.

A casi dos semanas de que estalló el conflicto por el agua en Chihuahua, el Gobierno federal también acordó facilitar la comunicación con las dependencias federales involucradas e intercambiar información puntual sobre el cumplimiento del Tratado.

En tanto, los alcaldes de Aquiles Serdán, Balleza, Buenaventura, Coronado, Cusihuiriachi, Marihuarichi, Namiquipa, López, Ocampo y Riva Palacio hicieron un compromiso por el “respeto irrestricto” para el Ejército y la Guardia Nacional.

La Segob informó que durante el encuentro, su titular, Olga Sánchez Cordero, refrendó la vocación del Gobierno para la construcción de la paz y el Estado de Derecho en estados y municipios por la vía del diálogo.

El Tratado sobre Distribución de Aguas Internacionales entre México y Estados Unidos, firmado en 1944, establece que México debe cubrir una cuota de 2 mil 158 millones de metros cúbicos de agua por ciclo quinquenal, un promedio de 433 millones por año.

Al 12 de septiembre, México había entregado mil 795 millones de metros cúbicos del ciclo quinquenal que concluye el próximo 24 de octubre.

De esta cantidad, hasta hace unos días quedaban por cubrir alrededor de 300 millones de metros cúbicos, que representan más del 15 por ciento del líquido comprometido.

Por parte del Gobierno federal estuvieron presentes el subsecretario de la Segob Rabindranath Salazar; el subsecretario de Seguridad de la SSPC, Ricardo Mejía; la directora de la Conagua, Blanca Jiménez, y el director para América del Norte de la Cancillería, Roberto Velasco.

Asimismo, asistieron el presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos de la Cámara de Diputados, Rubén Ignacio Moreira Valdez, y los legisladores locales Omar Bazán Flores, Rosa Isela Gaytán Díaz y Marisela Sáenz Moriel.

Reproche

El Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, calificó como una “regresión brutal” en la manera en que el Gobierno federal ha iniciado un golpeteo político en el tema del agua de las presas del estado. 

“Vean ustedes al Subsecretario de Seguridad pública, a (Ricardo) Mejía Berdeja como golpeador político. O sea ya hasta el tema de la Seguridad Pública la llevaron al ámbito de la politiquería”, indicó. 

“Es gravísimo, es una regresión brutal, que manden a un Subsecretario de Seguridad al golpeteo político. Pues eso lo hacía (Enrique) Peña, nunca pensábamos que lo iba a hacer este Gobierno”.  

Chihuahua, aseguró, terminará entregando al 24 de octubre, con relación a toda la aportación al Tratado de Aguas de 1944 entre  México y Estados Unidos, cerca del 40 por ciento.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Jaime Cárdenas renuncia al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado

Leer Siguiente

Vuelve Anaya a vida política