EN POSICIÓN DE ANOTAR.

Por Lenin Orduño Angüis



HACE UN AÑO FUE LA NOCHE DEL CHAPO:

Era el 18 de septiembre de 2019 y tras ganar un día antes, nuestro equipo salía obligado a repetir la dosis en esa jornada, perder, si bien no significaba el final de la serie, se traducía en estar abajo 1-3 y con ello, la eliminación era algo inminente.

Con la ansiedad que una cita de ese tamaño implica, el encuentro inició un minuto antes de lo pactado, a las 7:29 de la tarde según el registro oficial, Adam Quintana realizó el primer pitcheo. Los Toros pegaron primero, en el segundo inning Jesús Valdez abrió con hit, Maxwell León recibió base por bolas y cuando parecía que el problema se solucionaba con rodado para doble play de Luis Alfonso Cruz, Beau Amaral respondió con sencillo al central. Tijuana que ya estaba adelante 2 juegos a 1, ahora estaba ganando 1-0 el choque que los podía poner en la antesala de la Serie del Rey.

Pero el gusto duró poco a la visita, en la misma baja del segundo rollo, José Amador trabajó el pasaporte y José Vargas empató y le dio la vuelta al juego con un solo swing, jonrón al jardín derecho y La Furia que buscaba empatar la final del norte ahora tenía ventaja 2-1. Tras dos outs fue Érick Aybar quien también conectó cuadrangular y el score adelantaba a los locales 3-1.

Una en la tercera y una más en la quinta para los pupilos de Óscar Robes igualaron el marcador a 3. Con ese drama y con la tensión del juego más grande de la temporada, llegamos a la 8va baja; choque empatado a 3 carreras. El venezolano Jesús Pirela, unos de los relevos estelares de la Liga, en la loma por los astados; José ‘Chapo’ Amador abría tanda por los de casa, el pitcher de inmediato lo montó en 2 strikes y con cuenta favorable en 1 y 2, rompiente a esquina de afuera para bateador derecho y la pelota no ha caído. Bombazo al jardín izquierdo, ¡‘El Chapo’ la sacó del estadio y Acereros estaba a 3 outs del triunfo!

La Furia ganó 4-3 ante la algarabía de sus propios aficionados que, tras verlos en la lona, ahora los veían levantarse y empatar dramáticamente la final norteña. El resto es historia conocida.

“Si había una deuda del ‘Chapo’ Amador hacia la afición, ahora nosotros le salimos debiendo a él”, me comentó un aficionado de la vieja guardia, de esos que son difíciles de convencer y que al final reconocieron la calidad del veterano bateador, enseñada no antes ni después, sino en los juegos que más se necesitaba.
Recibo sus comentarios con gusto en lorduno@acereros.com.mx

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

FUERA DE CONTRATO

Leer Siguiente

ACONTECER