Siguen clausuras de fiestas clandestinas

El propietario de una vivienda de la colonia Escorial será sujeto a un proceso sancionatorio tras la realización de una fiesta clandestina en la que participaron alrededor de 40 personas.

Tras recibir varios reportes, elementos de Seguridad Pública Municipal acudieron a la casa localizada en la calle Loma Cazadora 937 del citado sector, al poniente de Ramos Arizpe, y confirmaron el evento social en el que se violaron diversas medidas sanitarias.

Rolando Álvarez Flores, director de la Policía Preventiva Municipal, explicó que la mayoría de los asistentes eran jóvenes quienes no portaban cubrebocas, y ante la falta de espacio tampoco acataron la sana distancia.

“Dado que era un evento que no solo carecía de permisos, sino que rebasaba la cantidad de asistentes permitidos y los protocolos sanitarios, se ordenó la suspensión y se levantó un acta de hechos”, explicó.

El caso fue turnado al área jurídica del Ayuntamiento de Ramos Arizpe para que deslinde la aplicación de las sanciones correspondientes por las faltas administrativas, principalmente, por la presencia de un elevado número de personas, sin cubrebocas, lo que infringe las disposiciones del Subcomité Técnico Regional Covid-19, así como del Bando de Policía y Buen Gobierno.

“El proceso no es algo que se resuelva de un día para otro, y será el departamento jurídico quién determine las sanciones o multas que puedan desprenderse del caso”.

Con esta, son dos suspensiones de fiestas clandestinas realizadas en Ramos Arizpe; la primera fue en la colonia Villasol donde también se detectó a cerca de 50 personas en una pequeña vivienda.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Muere por Covid ramosarizpense

Leer Siguiente

Vecinos de la Analco batallan con perros