“Prefieren comida que una bandera”

Vendedores de artículos patrios reportan un desplome en sus ventas de un 70% debido a la suspensión del Grito de la Independencia de México, las clases de manera virtual y la crisis económica que desató el Covid-19.

Jorge Flores, Comerciante de Artículos Patrios, mencionó que la ciudadanía prefiere comprar despensa que una bandera mexicana, una trompeta o un tambor para celebrar la independencia de México.

“No sé cuántas empresas cerraron por la pandemia pero creo que dicen ‘o compro una bandera o comemos’, porque muy poquitas personas compran artículos patrios, muchos preguntan precio y dicen después vuelvo”.

Refiere que ofrece banderas en 10, 20 y 30 pesos, tambores en 60 pesos, guitarras en 70 pesos, trompetas en 30 pesos, flautas en 20 pesos, silbatos en 10 pesos, entre otros artículos con los colores verde, blanco y rojo.

Sin embargo refiere que las clases en línea y la prohibición de niños en centros comerciales ha desplomado considerablemente las ventas de artículos patrios en la Ciudad, ya que, son los que convencen a sus padres para comprarlos.

“En años anteriores les pedían banderitas, tambores o accesorios en las escuelas y ahora están en línea, además eran los que convencían a sus padres de comprarles un moño, unos aretes, una bandera y ahora no pueden entrar a ningún lado”.

  Aun así mencionó que permanecerán en la Ciudad de Monclova hasta el día 16 de septiembre, en espera que a última hora aumente la venta de artículos patrios para celebrar el Grito de la Independencia de México desde el hogar.

Comparte la noticia en:

laprensamonclova_46f5ls

Leer Anterior

Viable que Bortoni siga en la UOERC

Leer Siguiente

Se agotan “cachitos”